Noticias para ver y leer

Actualidad, eventos, curiosidades y todo lo relacionado con la salud visual, la oftalmología y el propio Instituto Oftalmológico Amigó.

¿Es el cristalino del ojo humano circular o elíptico? (y III)

¿Es el cristalino del ojo humano circular o elíptico? (y III)

El Instituto Oftalmológico Amigó se halla inmerso en una investigación para demostrar que el cristalino es elíptico. Ello tiene implicaciones en la fabricación e implantación de las actualmente imprescindibles lentes intraoculares.

Explicábamos en las anteriores entradas de la serie sobre el saco capsular, que ahora completamos, que el Instituto Oftalmológico Amigó lleva a cabo una investigación con objeto de probar que aquél es elíptico.

Qué implica que el saco capsular sea elíptico

La principal implicación para un paciente, en caso de que la teoría de la investigación que lleva a cabo el Instituto Oftalmológico Amigó sea aceptada, tiene que ver con la fabricación y colocación adecuada de las lentes intraoculares.

En el caso de ojos extremos (miopes anormalmente grandes), el hecho de que el saco capsular no sea redondo puede tener importantes consecuencias, pues la distribución de fuerzas que ejerce la lente intraocular dentro del saco capsular va a ser distinta de la prevista viéndose su estabilidad postoperatoria comprometida.

Si bien esto no es causa en ningún caso de disminución de la visión, si puede conllevar por ejemplo, que se continúen necesitando gafas tras de la operación en contra de lo previsto.

La distribución de fuerzas que ejerce la lente intraocular dentro del saco capsular puede variar en función de la forma del saco capsular

Por un lado, es vital conocer en qué casos puede influir, ya que de esta manera se pueden tomar medidas para evitar imprevistos antes de que estos ocurran.

Por esta razón en nuestro Instituto utilizamos, ya de forma sistemática, técnicas que mediante la implantación microquirúrgica de anillos especiales que tensan el saco capsular alrededor de la lente intraocular nos permiten evitar la posible inestabilidad temprana de estas lentes en estos casos.

Por otro lado, este posible nuevo descubrimiento anatómico, de confirmarse, podría abrir nuevas vías para el diseño de lentes intraoculares hasta ahora no exploradas, adaptando la forma definitiva de cada lente intraocular en cada caso a la del saco capsular elíptico donde se alojará.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad