Nuestras especialidades

Desde el Instituto Oftalmológico Amigó tenemos amplia experiencia en el diagnóstico y tratamiento de numerosas enfermedades oculares. Sea cual sea su caso recibirá un trato personalizado en función de las características de su ojo, el tipo de defecto, la edad y sus propias expectativas.

CONTROL DEL AVANCE DE LA MIOPÍA

La miopía es una anomalía o defecto del ojo que  produce una visión borrosa de los objetos lejanos. La cantidad de miopía que se padece se mide en dioptrías. Cuantas más dioptrías mayor es la miopía. 

La miopía puede provocar cambios y debilitamiento de los tejidos internos del ojo que pueden, con el tiempo, afectar a la visión incluso de manera irreversible. Estas posibles complicaciones de la miopía aumentan con el número de dioptrías, es decir, cuantas más dioptrías hay mayor es el riesgo de tener complicaciones. Por esta razón, es importante controlar la progresión de la miopía en todo lo posible.

Entre los tratamientos médicos que disminuyen el aumento de la miopía destaca el uso de colirio de atropina. Se ha evidenciado en múltiples estudios multicéntricos (Evidencia grado 1) que el uso continuado de atropina diluida, puede disminuir la progresión entre un 60 y un 80%. Como la atropina en su concentración habitual dilata la pupila provocando dificultades visuales, se emplea una atropina diluida cien veces (Atropina al 0.01%).

Se ha evidenciado que la atropina diluida es eficaz en el control de la progresión de la miopía sin presentar, o disminuyendo significativamente, los efectos secundarios visuales que aparecen cuando no se diluye.  La dosis inicial de atropina  0.01% debe ser de una gota de colirio en cada ojo cada noche antes de acostarse. Para que sea eficaz se debe realizar de forma continuada todas las noches sin interrupción.

Es importante comprender que el tratamiento con atropina no impide totalmente algún grado de progresión de la miopía sino que la disminuye. No obstante es muy preferible llegar a mayor con 6 dioptrías en lugar de con 16. Así mismo también saber que existen casos de miopía que no responden al uso de la atropina (no respondedor).

 

Uso de cookies

Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros técnicas, para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.