Noticias para ver y leer

Actualidad, eventos, curiosidades y todo lo relacionado con la salud visual, la oftalmología y el propio Instituto Oftalmológico Amigó.

La celulitis del párpado, una patología que no debe tratarse a la ligera

La celulitis orbitaria o del párpado es una infección repentina que se presenta con inflamación y enrojecimiento de las zonas cercanas al ojo, genera dolor y fiebre en el afectado. Suelen estar causadas por bacterias que pueden ser resultado de infecciones como un orzuelo, picaduras de insectos o una lesión reciente en el párpado sobreinfectada. Su incidencia es mayor en niños, aunque puede aparecer, y de hecho no es infrecuente, en personas adultas. Es una infección peligrosa que puede producir problemas duraderos.

images

Síntomas

  • Inflamación dolorosa del párpado superior e inferior que puede extenderse a otras zonas de la cara. Esta hinchazón puede afectar a otras zonas de la cara.
  • Enrojecimiento e hinchazón ocular.
  • Párpados abultados y enrojecidos que pueden llegar al color púrpura.
  • Disminución de la visión.
  • Dolor ocular, en especial al mover el ojo.
  • Fiebre alta.
  • Sensación general de malestar.

El origen de este tipo de infecciones puede ser de lo más variado. Desde un corte o lesión lacerante, hasta la picadura de un insecto puede desencadenar la infección. Por ello, conviene mantener una correcta higiene en esta zona, sobre todo si hemos sufrido una herida abierta, ya que, esto generará la primera barrera contra los gérmenes.

Se han descrito casos derivados de infecciones dentales o de las zonas nasales. Las infecciones pueden invadir distintos tejidos. Es de gran importancia sospechar la enfermedad ante inflamaciones palpebrales que persisten en el tiempo y aumentan la hinchazón periocular.

El tratamiento es mediante el uso de antibióticos que han de instaurarse de la manera adecuada y a tiempo. En los casos más graves de celulitis orbitaria o del párpado se precisa de una cirugía con el objetivo de drenar los tejidos inflamados. Por este motivo, el tratamiento precoz es esencial. En el Instituto Oftalmológico Amigó estamos especializados en el abordaje de las infecciones oculares, incluyendo esta de la que les hablamos hoy en nuestro blog.

Por todo esto, para evitar complicaciones graves, ante toda inflamación palpebral persistente es conveniente realizar un diagnóstico y tratamiento precoz para evitar las posibles complicaciones que pueden presentarse.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad