Noticias para ver y leer

Actualidad, eventos, curiosidades y todo lo relacionado con la salud visual, la oftalmología y el propio Instituto Oftalmológico Amigó.

El lagoftalmo nocturno

El lagoftalmo nocturno

El lagoftalmo nocturno es la incapacidad de cerrar los parpados completamente durante el sueño. No tiene una edad concreta de aparición. Puede afectar a un solo ojo o ambos. Al no cerrar correctamente el párpado, las lágrimas no pueden mantener húmeda y limpia toda la cornea produciendo importantes daños al ojo, como infecciones, sequedad de la córnea y ulceraciones que pueden afectar seriamente la visión.

A menudo suele ocurrir por una anomalía en el parpado superior del ojo, que impide su cierre completo por varias causas como una parálisis facial, cicatrices secuelas de un traumatismo o quemaduras que afectan al parpado.

Síntomas

Los síntomas a causa de la incapacidad de cerrar los parpados completamente durante toda la noche pueden llegar a  producir:
• Enrojecimiento.
• Sensación de arenilla.
• Dolor o visión borrosa.

Tratamiento

El lagoftalmo nocturno no se puede prevenir. Pero si es importante detectarlo a tiempo para evitar consecuencias graves para la visión e iniciar un tratamiento adecuado lo antes posible. Si es leve se puede tratar simplemente con el uso de colirio con lágrimas artificiales más líquidas durante el día para así lubricar el ojo y tipo gel o pomada por la noche. En casos más graves, se recurre a la cirugía para corregir el problema.

Siempre es recomendable asistir periódicamente a revisiones  oftalmológicas  para prevenir enfermedades de la vista o realizar un tratamiento adecuado a cada caso.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad