Nuestras especialidades

Desde el Instituto Oftalmológico Amigó tenemos amplia experiencia en el diagnóstico y tratamiento de numerosas enfermedades oculares. Sea cual sea su caso recibirá un trato personalizado en función de las características de su ojo, el tipo de defecto, la edad y sus propias expectativas.

Corrección de miopía, hipermetropía y astigmatismo

Corrección de miopía, hipermetropía y astigmatismo

En esta página te hablamos de la corrección de la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo en el Instituto Oftalmológico Amigó. Además podrás conocer el nuevo tratamiento con láser de femtosegundo, conocido como FemtoLASIK o “LASIK todo láser” (cirugía sin cuchillas ni bisturís).

Qué son la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo

La miopía, la hipermetropía y el astigmatismo son los llamados defectos de refracción. Implican una disminución de la visión y la necesidad del uso de gafas o lentes de contacto. Se miden en dioptrías, siendo éstas la escala con que se mide la falta de visión.

Miopía

La miopía es el defecto de la refracción más frecuente y consiste en un exceso de dioptrías. Suele ocurrir cuando el ojo es demasiado largo. En la miopía los objetos cercanos se ven con claridad pero los objetos lejanos se ven borrosos, por ello se les llama “cortos de vista”.

Miopía

Hipermetropía

Es el defecto contrario a la miopía y consiste en una insuficiencia de dioptrías, viendo borroso de lejos y sobre todo de cerca. Sin embargo, cuando se tiene poca hipermetropía y el paciente es joven el ojo puede compensar el defecto de manera natural, pudiendo ver nítidamente sin gafas hasta una cierta edad.

Hipermetropía

Astigmatismo

Es en esencia una falta de simetría en la superficie del ojo (córnea). Si la córnea tuviera una forma perfectamente esférica no habría astigmatismo. Existen diferentes formas y grados pero casi siempre acompañan a la miopía o hipermetropía aumentando el defecto visual causado por estas.

Cirugía refractiva

La cirugía refractiva es la especialidad quirúrgica mediante la cual se corrigen los defectos de la refracción con el objetivo de prescindir de la constante necesidad de utilizar gafas o lentes de contacto. La cirugía refractiva se puede realizar para todo número de dioptrías y se pueden corregir al mismo tiempo todos los defectos refractivos.

El cirujano refractivo es el oftalmólogo subespecializado en este tipo de cirugía y es quien debe indicarle si es apto o no para ser intervenido y cuál es la técnica más adecuada. Para esto valora entre otros factores:

 

  • El estado de salud del ojo y en especial de la córnea.
  • El tipo de defecto refractivo y la cantidad de dioptrías.
  • La edad.
  • Las expectativas del paciente.

Antes de aconsejarle, valoramos exhaustivamente las características de cada ojo mediante numerosas pruebas específicas. Nuestro objetivo es necesariamente la seguridad y la exactitud de la cirugía. Para ello en el Instituto Oftalmológico Amigó disponemos de la tecnología más avanzada.

 

 

Equipo Láser del Instituto Oftalmológico Amigó

Uno de los elementos más importantes en la cirugía refractiva es el equipo que se utiliza, ya que va a influir en buena medida en los resultados y en la seguridad del procedimiento. En el I.O.A. nos sentimos orgullosos de contar con los equipos más sofisticados y modernos, que garantizan que los tratamientos se llevan a cabo con la mejor tecnología disponible.

LÁSER EXCIMER

Nuestro láser excimer para eliminar dioptrías, el Allegretto Eye-Q 400, es un láser de élite revolucionario en sus resultados y con toda probabilidad la mejor plataforma láser de la actualidad.

Permite realizar tratamientos avanzados y personalizar la cirugía más allá de la cantidad de dioptrías a corregir para obtener la mejor calidad visual.

Esto se traduce en que se minimizan o eliminan los efectos indeseados que producen otras plataformas láser como halos alrededor de las luces, mala visión nocturna, falta de nitidez o aumento de aberraciones.

excimer-1

Láser excimer Allegretto Eye-Q 400. Plataforma láser de élite y probablemente la más avanzada en la actualidad.

 

LÁSER DE FEMTOSEGUNDO:
LASIK sin cuchillas

La tecnología del láser de Femtosegundo es el futuro de la oftalmología. En el I.O.A hemos querido ir un paso más allá y hemos incorporado lo mejor de lo mejor, el láser de femtosegundo LDV Z8, único en Canarias y de unas características excepcionales.

Es un novedoso láser oftálmico que, complementando al laser excimer, permite la realización de la cirugía refractiva guiada por ordenador sin necesidad de usar cuchillas que realicen cortes en el ojo. Funciona tan rápido que su velocidad ha de medirse en femtosegundos siendo esta una unidad de tiempo que equivale a la milbillonésima parte de un segundo.

Esta rapidez de funcionamiento permite prescindir de la necesidad de emplear cuchillas o bisturís para realizar el tratamiento en la córnea, lo cual no está al alcance de ningún otro tipo de equipo.

Es tan rápido, tan preciso y aplica una cantidad de energía tan pequeña que no causa efectos al tejido circundante. De esta forma se elimina el factor manual/artesanal de la cirugía que existía hasta ahora con la técnica convencional de corte con cuchilla, además de eliminar todas las posibles complicaciones asociadas al uso de estas.Para conocer más sobre el láser de femtosegundo haga clic aquí.

El nuevo láser de femtosegundo Leonardo Da Vinci Z8 acerca el futuro de la oftalmología a Canarias

El nuevo láser de femtosegundo LDV Z8 acerca el futuro de la oftalmología a Canarias

 

Técnicas para la corrección de la miopía, hipermetropía y astigmatismo

La córnea es una estructura transparente que se encuentra en la parte más frontal del ojo que actúa como lente convergente responsable del enfoque de las imágenes. Cuando existe un defecto refractivo, el cambio de la curvatura de la córnea con láser puede corregir las dioptrías de un ojo, mejorando la capacidad de enfocar correctamente las imágenes. Es importante que el cambio de curvatura corneal produzca el menor adelgazamiento corneal posible así como la mejor calidad óptica.

En el Instituto Oftalmológico Amigó realizamos de manera habitual técnicas que minimizan la alteración del grosor corneal, tales como la técnica de Lasik Sub-Bowman.

Así mismo, realizamos de manera rutinaria tratamientos que disminuyen la inducción de las molestas aberraciones oculares, controlamos el cambio en la asfericidad corneal para cada paciente y utilizamos tratamientos guiados por frente de onda o por topografía cuando es necesario. Esto se traduce en tratamientos más seguros y que proporcionan mejor calidad visual.

En adición a los tratamientos anteriores, los cuales se realizan en todos los casos que pueden verse beneficiados de ellos, en el IOA se realizan tres técnicas principales con láser:

  • FemtoLASIK también llamado LASIK sin cuchillas o todo láser.
  • LASIK convencional.
  • Ablación superficial avanzada o PRK.
LASIK convencional con cuchilla versus FemtoLASIK o LASIK todo láser.

LASIK convencional con cuchilla versus FemtoLASIK o LASIK todo láser.

 

FemtoLASIK

La técnica LASIK consiste en la modificación de la forma de la córnea mediante la aplicación del láser excimer en su espesor. Se caracteriza por la creación en un primer paso de una fina lamina corneal superficial (flap corneal) que actuará como protector. Este es un paso crítico porque de su correcta realización va a depender en buena medida el resultado de la cirugía. La obtención del flap corneal se venía realizando hasta ahora mediante una cuchilla muy fina llamada microqueratomo que, al ser un instrumento manual, podía implicar una menor exactitud en la realización, profundidad y homogeneidad del flap.

El FemtoLASIK utiliza el láser de femtosegundo para la realización del flap corneal sin necesidad de usar cuchillas. Esto se traduce en que se pueden crear flaps fiables, con un grosor determinado, más reproducibles y estables que los realizados con el microqueratomo, causando un menor daño al tejido y una menor inflamación. La cirugía puede alcanzar un alto grado de personalización, mejorando por tanto los resultados de la misma al adaptarse a las características de cada ojo.

La técnica de láser con femtosegundo es recomendable por sus ventajas para la inmensa mayoría de los pacientes susceptibles de ser operados con la técnica LASIK. Entre las ventajas específicas de utilizar el láser de femtosegundo se encuentran:

  • Preservación del tejido subyacente y de la bioestructura de la córnea: la córnea permanece más estable realizando FemtoLASIK que LASIK convencional.
  • Rápida cicatrización.
  • Rápida recuperación visual: los ojos tratados con láser de femtosegundo producirían mejor visión de contraste, de acuerdo a las últimas publicaciones.
  • Superficie de corte homogénea con bordes uniformes.
  • Espesor y tamaño del corte del flap adaptado al espesor de la córnea de cada paciente y a su curvatura corneal.

Incluso pacientes que anteriormente no pudieron operarse por problemas de escaso espesor corneal ahora pueden someterse a esta intervención, debido a la posibilidad que nos da el láser de femtosegundo de predecir el grosor exacto del flap o lámina corneal.

Si quiere información más precisa de cómo funciona el láser de femtosegundo haga click aquí.

 

LASIK convencional

Es una técnica con probada seguridad y eficacia y es la técnica que más oftalmólogos realizan en la actualidad debido en gran medida al alto coste de incorporar un láser de femtosegundo. Se trata de la técnica estándar LASIK que se ha estado utilizando de manera general hasta ahora y que se sigue utilizando en el resto de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Como se ha visto anteriormente, en esta técnica es necesario utilizar una cuchilla para crear el flap corneal por lo que no se disfruta de las ventajas del láser de femtosegundo.

Ablación superficial avanzada

La técnica de Ablación superficial avanzada (en sus variantes PRK, Epilasik, Lasek) que realizamos en nuestro Instituto es una técnica alternativa que puede presentar ciertas ventajas en algunos casos. Consiste en la aplicación del láser excimer directamente sobre la superficie de la córnea con lo que no es preciso crear la capa inicial del tejido corneal (flap) que precisa el LASIK. El resultado visual final que se obtiene es similar si bien el tiempo de recuperación y las posibles molestias puede ser significativamente mayor.

 

Preguntas frecuentes

¿Cómo es la anestesia?

Es siempre tópica (con gotas) para todas las técnicas quirúrgicas descritas y no es necesario el vendaje ocular postoperatorio. De esta manera, los riesgos anestésicos prácticamente desaparecen al tiempo que se obtiene una recuperación casi inmediata.

Captura de pantalla 2014-09-26 a la(s) 13.18.25

¿Cómo es la cirugía?

Aunque pueda sorprenderle, es ésta probablemente la parte más sencilla de todo el procedimiento. Normalmente se operan los dos ojos el mismo día. El tratamiento láser dura unos pocos segundos por dioptría tratada. Pero de todos modos el paciente debe ser preparado para el tratamiento, con lo que la intervención dura en total sobre 10-15 minutos por ojo. En todo momento hay un dispositivo diseñado especialmente para ello que impide que el paciente pueda cerrar inadvertidamente los ojos mientras actúa el láser. Además, el rayo láser sigue, de forma exacta, todos los movimientos del ojo que puedan tener lugar. En el improbable caso que usted moviera el ojo en exceso, el láser se detiene automáticamente y se reanuda la intervención de manera segura una vez controlado el movimiento ocular. Una vez terminada la intervención y tras descansar unos minutos, el cirujano controlará que el ojo esté en condiciones favorables y entonces el paciente puede marchar a su casa por su propio pie, con los ojos destapados y ya sin necesidad de gafas. De manera rutinaria se le prescribirán lubricantes oculares durante unas semanas después de la cirugía que ayudaran a que su visión sea más robusta y constante.

¿Cuáles son unas expectativas realistas?

Lo que se puede esperar, y por norma se obtiene, es una correcta visión sin gafas ni lentes de contacto pero no se debe buscar la perfección porque sencillamente “la visión perfecta” no existe más que en nuestra imaginación.

¿Cuándo puedo volver a hacer una vida normal tras la corrección con láser?

Siempre se recomienda que el día de la intervención se dedique a descansar y así evitar esfuerzos o actividades que requieran un esfuerzo visual. La reincorporación a la vida laboral se suele realizar a los pocos días tras la operación. Si bien la norma es que se alcanza una mejoría visual inmediata tras la operación haciendo ya innecesario el uso de gafas o lentes de contacto desde el primer día, el resultado visual definitivo no debe esperarse antes de que el ojo intervenido haya completado el proceso de curación, proceso que dura por lo general de uno a tres meses, siendo más rápido en el caso de FemtoLASIK.

¿Cuánto dura el efecto del láser?

Nuestra corrección láser es en sí misma estable, por lo que salvo muy contadas excepciones, tras un periodo inicial, los resultados no varían significativamente con el tiempo. Siempre pueden existir pequeñas variaciones naturales en el ojo normal pero volver a necesitar gafas es realmente infrecuente hasta la llegada de la vejez.

¿Qué riesgos tiene la operación?

La cirugía refractiva láser es una intervención muy segura y con una tasa de complicaciones muy baja. Aun así, es importante no olvidar que, al igual que cuando usted monta en coche o toma una medicina, toda operación tiene un riesgo de complicación. Tras la valoración preoperatoria el cirujano podrá darle una idea más realista de sus posibilidades.

¿Qué hacer cuando mi ojo no es apto para la técnica con láser?

Existen casos en los que la corrección con láser no es la opción más viable o adecuada. En el Instituto Oftalmológico Amigó se realizan otras técnicas alternativas o complementarias al láser que ofrecen la posibilidad de una correcta visión sin gafas ni lentes de contacto. Para más información sobre la corrección con lentes para casos especiales pulse aquí.

¿Qué ocurre si tengo mucha miopía o mucha hipermetropía?

En los últimos años hemos desarrollado en nuestro instituto técnicas novedosas que nos permiten corregir con láser un elevado número de dioptrías con seguridad. Por ejemplo, la utilización del láser de femtosegundo o la personalización de la asfericidad corneal han marcado un antes y un después en este tipo de casos. No obstante continúan existiendo casos donde el tratamiento más adecuado ya no es el láser sino la implantación de lentes intraoculares. La decisión final de la técnica a emplear ha de tomarse después de un minucioso estudio en cada caso tras el que el especialista le explicara sus posibilidades. Para más información sobre la corrección con lentes para casos especiales pulse aquí.

 

 

Para más información sobre la corrección de los defectos de la refracción puede consultar en los apartados respectivos de esta pagina:

 

Volver a
especialidades

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.