Noticias para ver y leer

Actualidad, eventos, curiosidades y todo lo relacionado con la salud visual, la oftalmología y el propio Instituto Oftalmológico Amigó.

Miopía y presbicia ¿En qué se diferencian?

En la última entrada del #blogIOA hablamos de la diferencia entre hipermetropía y presbicia. Ahora bien, ¿Cuál es la diferencia entre la miopía y presbicia?

Ambas condiciones son defectos refractivos muy comunes que crean dificultad para que una persona pueda enfocar correctamente las imágenes.

La miopía suele aparecer durante los primeros años de vida, en cambio, los primeros síntomas de la presbicia se manifiestan a partir de los 45 años.

Los miopes presentan dificultad para ver de lejos y las personas presbitas tienen problemas para enfocar en visión próxima.

En concreto, la presbicia es causada por la pérdida de elasticidad del cristalino como consecuencia del envejecimiento natural y progresivo del globo ocular. Cuando el cristalino pierde su elasticidad, no puede acomodar para enfocar correctamente los objetos próximos.

En general, la presbicia empieza a afectar a todas las personas a partir de los 45 años y es el defecto refractivo más extendido en el mundo. La mayoría de las personas empiezan a notar que sufren presbicia cuando tienen la necesidad de alejar los textos para poder leer correctamente.

Los síntomas de la presbicia son:

– Dificultad para ver de cerca.

– Dolor de cabeza.

– Fatiga ocular.

Este defecto puede corregirse a través de gafas y/o lentillas, aunque también es posible mediante una intervención oftalmológica. Bien sea mediante láser, la realización de un presbiLASIK o con una cirugía en la que se retira el cristalino y se sustituye por una lente intraocular multifocal.

 

La miopía, sin embargo, se produce cuando las imágenes que entran al ojo no se enfocan sobre la retina sino delante de ella. Esto sucede debido a que el ojo tiene mayor longitud o porque la córnea es más curva de lo normal. Una persona puede nacer miope, hacerse miope a temprana edad o desarrollar la miopía.

¿Qué síntomas causa la miopía?

– Dificultad para ver correctamente de lejos.

– Dolor de cabeza.

– Entrecerrar los ojos para enfocar objetos lejanos.

– Los niños aquejan dificultad para ver la pizarra.

La miopía hay que corregirla mediante el uso de gafas y/o lentillas. Sin embargo, será necesario cambiar la graduación con el paso de los años, ya que la longitud del globo ocular suele aumentar hasta los 20 años aproximadamente, edad en la que el ojo se ha desarrollado completamente. Cuando la miopía está estable la persona miope puede optar por operarse.

Pero ¿qué tienen en común la presbicia y la miopía?

– Ambos son defectos refractivos que avanzan con la edad. Si bien la miopía aparece a temprana edad y la presbicia en la edad adulta a medida que va pasando el tiempo ambas condiciones van empeorando y comprometen la calidad visual de las personas.

-La miopía y la presbicia pueden afectar a la misma persona. La presbicia es causada por la pérdida de acomodación del cristalino, lo que quiere decir que toda persona miope también presentará síntomas de presbicia en la edad adulta.

-Tanto la miopía como la presbicia no tienen cura, pero pueden corregirse mediante gafas, lentillas o con tratamiento quirúrgico.

 

Uso de cookies

Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros técnicas, para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.