Noticias para ver y leer

Actualidad, eventos, curiosidades y todo lo relacionado con la salud visual, la oftalmología y el propio Instituto Oftalmológico Amigó.

¿Cuál es la diferencia entre hipermetropía y presbicia?

La hipermetropía y la presbicia son dos defectos visuales refractivos con síntomas muy parecidos, pero su causa es diferente. Ambas condiciones implican que la persona necesite gafas o lentillas para poder ver con nitidez los objetos cercanos, pero ¿cuál es la diferencia entre ambas condiciones oculares?

eyes_

La presbicia es una condición visual caracterizada por la dificultad para enfocar correctamente los objetos próximos. A diferencia de la hipermetropía, ésta es consecuencia de un proceso natural de envejecimiento de los seres humanos y los primeros síntomas suelen comenzar a partir de los 45 años.

Para poder entender qué es la presbicia es necesario conocer cómo funciona la estructura ocular. Sabiendo que en el interior ocular, detrás del iris, se encuentra el cristalino, lente natural del ojo cuya función es enfocar correctamente los objetos mediante la modificación de su forma gracias a su elasticidad.

Con los años la elasticidad del cristalino disminuye progresivamente y como consecuencia la capacidad para enfocar es menor, siendo ésta la causa de la presbicia, que avanza poco a poco hasta los 65 años, edad en la que se estima que el cristalino ha perdido toda su elasticidad. Los síntomas más comunes son:

– Dolor ocular.

– Necesidad de alejar los objetos para enfocar.

– Dificultad para leer letras pequeñas.

– Fatiga visual o cansancio ocular.

– Dolor de cabeza.

El tratamiento de la presbicia varía según el estado de salud visual de cada persona, por ello, es necesario realizar un examen oftalmológico para determinar la mejor opción. Entre los tratamientos más comunes encontramos:

-Uso de gafas o lentillas para corregir tanto la visión próxima como cualquier otro defecto refractivo que tenga el paciente: astigmatismo, miopía o hipermetropía.

-Procedimientos quirúrgicos mediante láser excímer o con implante de lente intraocular multifocal que permita ver de lejos y de cerca.

En cambio, la hipermetropía es el defecto refractivo que se produce cuando los rayos de luz que entran al ojo convergen detrás de la retina en lugar de hacerlo sobre el tejido. Esta condición es consecuencia de tener un globo ocular más pequeño de lo normal.

Aunque la hipermetropía también causa visión borrosa de los objetos cercanos, ésta se desarrolla durante la infancia. En algunos casos empeora durante el crecimiento y, en esos casos, es necesario el uso de corrección óptica para poder ver correctamente.

Los principales síntomas de la hipermetropía son:

– Dificultad para ver con nitidez los objetos cercanos.

– Dolor de cabeza.

– Fatiga visual.

– Dolor ocular, sobre todo al leer.

– La hipermetropía también puede afectar a la visión lejana.

Para corregir la hipermetropía es necesario que la persona acuda al oftalmólogo para determinar cuál es el mejor tratamiento.

En el caso de niños será necesario corregir con lentillas o gafas mientras el ojo se desarrolla por completo.

En casos de hipermetropía avanzada el defecto se puede corregir a través de procedimientos quirúrgicos como la cirugía LASIK o a través de la implantación de una lente intraocular. La mejor opción será la recomendada por el oftalmólogo tras realizar un examen visual exhaustivo.

En definitiva, ¿en qué se diferencian la presbicia y la hipermetropía?

La presbicia y la hipermetropía son defectos refractivos que causan dificultad para enfocar correctamente los objetos cercanos. Sin embargo, hay una gran diferencia entre ellas:

  • La hipermetropía es una condición que, al igual que la miopía, se produce durante la infancia y puede avanzar progresivamente hasta el desarrollo total del globo ocular. La presbicia es un defecto refractivo asociado a la edad y causado por el envejecimiento natural del ojo.
  • La presbicia no afecta a la visión intermedia o de lejos, a diferencia de la hipermetropía que, con el paso del tiempo, afecta a la visión de lejos.
  • La hipermetropía es causada porque los rayos de luz se enfocan detrás de la retina, debido a que el tamaño del globo ocular es menor de lo normal. La presbicia es consecuencia del envejecimiento, se produce por una pérdida de elasticidad progresiva del cristalino.
  • Todas las personas sufrirán presbicia, en cambio, la hipermetropía es un defecto asociado a los antecedentes familiares.

Uso de cookies

Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros técnicas, para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.